Actualizado en  mayo de 2017   

Volumen 7 / Número 2
Abril 2012
Ética y Música
ISSN 1553-5053


Articulaciones entre ética y música

Prólogo a la segunda edición (fragmento y video) Agosto 2010

Everything You Always Wanted to Know About Lacan (But Were Afraid to Ask Hitchcock) Slavoj Zizek (Editor), Verso, 2010
Slavoj Zizek

Algunas piezas de música clásica han quedado tan íntimamente asociadas con su empleo en productos comerciales de la cultura popular, que resulta imposible separarlas de ese uso. Es el caso del tema del segundo movimiento del concierto Número 21 de Mozart, utilizado en Elvira Madigan, un popular melodrama sueco, hasta el punto que ha sido designado comúnmente como el “Concierto de Elvira Madigan”, incluso en ediciones serias de música clásica, como es la Deutsche Grammophon Gesellschaft. Pero qué pasaría si, en vez de estallar con furor adorniano en contra de un cierto fetichismo musical comercializado, uno hiciera la excepción y se entregara abiertamente al placer culpógeno de disfrutar de una pieza musical que, si bien en sí misma carece de valor, deriva todo su interés de la forma en que fue utilizada por la cultura popular. En ese caso, mi candidata favorita sería la cantata “Storm Clouds”, presente en ambas versiones de The Man Who Knew Too Much (“El hombre que sabía demasiado”), de Alfred Hitchcock.

En 1934, cuando Hitchcock estaba preparando la primera versión, convocó a Arthur Benjamin (1893-1960), compositor australiano, pianista y director, para escribir una pieza musical destinada especialmente a la escena culminante en el Royal Albert Hall. El resultado fue la cantata “Storm Clouds”, compuesta sobre versos de D.B. Wyndham-Lewis y utilizada también en la remake de 1956, una de las obras maestras de Hitchcock menos valoradas.

Bernard Herrmann, quien tuvo la opción de componer una nueva cantata, encontró que la pieza compuesta por Benjamin era lo suficientemente buena como para la remake del film y declinó la invitación. En la nueva versión se puede ver al propio Herrmann dirigiendo la orquesta en la escena del Royal Albert Hall, en una secuencia de doce minutos de duración sin diálogo alguno, desde el inicio de la cantata hasta el momento culminante en el que el personaje de Doris Day lanza el célebre grito.

Si bien la cantata es una pieza ridícula del post-romanticismo kitsch, tiene más interés del que uno podría imaginar. Para empezar, vale la pena citar el texto:

Un terror susurrante llegó con la brisa

Y el oscuro bosque se estremeció

Y sobre los inquietos árboles, cayó un temor sin nombre

Y el pánico alcanzó a cada criatura de la selva.

Y cuando ya todos habían huido

Allí permanecieron los árboles

Alrededor de cuyas copas, gritando

Los pájaros nocturnos giraron y huyeron veloces

Liberándose de sus prisiones

Liberándose, las nubes de tormenta estallaron ahogando la luna menguante

Liberándose, la tormenta estalló por fin. [1]

¿No es esto acaso una mínima evocación de lo que Gilles Deleuze llamó un acontecimiento emotivo “abstracto”: una escena apacible, plena de tensión, que crece de manera incontenible y es finalmente liberada en una violenta explosión? Uno debería aquí recordar el anhelo de Hitchcock de dejar de lado todo recurso audio-visual para provocar emociones en el espectador en forma directa, a través de la manipulación de sus centros emocionales y neuronales por vía de un complejo mecanismo. Para decirlo en términos de Platón: Psicosis no es en realidad un film sobre seres patológicos o aterrorizados sino sobre la “abstracción” que implica la Idea de Terror, encarnada en individuos concretos y en sus desventuras. Del mismo modo, la música de la cantata no ilustra su contenido, y aún menos hace referencia a la narrativa cinematográfica; muy por el contrario, lo que directamente constituye es el acontecimiento emotivo en sí.

Es con este espíritu que el presente volumen debe ser leído: como un intento de despojar a los filmes de Hitchcock de todo su contenido narrativo, aislando así la intensidad de sus patrones formales. Por lo tanto, si queremos embarcarnos en una lectura sociocrítica seria de Hitchcock, debemos discernir la mediación social presente ya en este nivel puramente formal.


[1"There came a whispered terror on the breeze,

And the dark forest shook

And on the trembling trees came the nameless fear,

And panic overtook each flying creature of the wild.

And when they all had fled

Yet stood the trees

Around whose heads, screaming

The night birds wheeled and shot away

Finding release from that which drove them onward like their prey

Finding release the storm clouds broke and drowned the dying moon.

Finding release, the storm clouds broke."

Los versos de D.B. Wyndham-Lewis y el texto de Zizek fueron traducidos al español por Laura Olivares-Waisman y Juan Jorge Michel Fariña.


[Descargar PDF]

Copyright/Permisos: Los Editores de Aesthethika.org mantienen el copyright de Aesthethika. Todos los derechos de los materiales aqui publicados estan reservados. Porciones mínimas de estos escritos pueden ser copiados y citados sin permiso de los editores, siempre y cuando la siguiente nota se adjunte a las copias: "Copyright de Aestethika.org. Copiado con permiso de los Editores". Este permiso es solo válido para un número reducido de copias del material aquí publicado, y sólo para uso académico o didáctico. A tal fin las copias deben ser 1) gratuitas para los estudiantes/ interesados (2) el material copiado debe incluir la nota antedicha y las referencias bibliográficas.


[pp. 1-4] Editorial
Ética y música: la incertidumbre emotiva
Juan Jorge Michel Fariña 
[Descargar PDF]
[pp. 5-6] Articulaciones entre ética y música
Armónico
Haydée Montesano 
[Descargar PDF]
[pp. 7-8] Articulaciones entre ética y música
La otra llamada del río
Haydée Montesano 
Juan Jorge Michel Fariña 
[Descargar PDF]
[pp. 9-16] "Cabaret", cuarenta años después
Un canto de sirenas
Eduardo Laso 
[Descargar PDF]
[pp. 17-18] "Cabaret", cuarenta años después
Addenda: Tomorrow belongs to me
Adrián Tignanelli 
[Descargar PDF]
[pp. 19-33] La teta asustada
El despertar de la sirena
Carla Musso 
Jimena Betervide 
Mónica García Llorens 
[Descargar PDF]
[pp. 34-40] Brassed Off
Política y música. Tensiones entre el discurso y el acto
Irene Cambra Badii 
[Descargar PDF]
[pp. 41-47] El concierto
El des-concierto de la identidad
Ignacio Trovato 
[Descargar PDF]
[pp. 48-52] Musicoterapia
El niño dodecafónico. Contribuciones de la Musicoterapia a una clínica de la diversidad.
Silvina Luzzi 
y colaboración de Juan Jorge Michel Fariña 
[Descargar PDF]
[pp. 53-55] Shine
Figuras del padre en Claroscuro
Daniel J. Zimmerman 
[Descargar PDF]
[pp. 56-60] Musicoterapia
La historia del camello que llora
Andrés Giorgi 
Manuel Arroyo 
María Belén D’Amelio 
María Paula Martín 
Patricia González 
[Descargar PDF]
[pp. 64-67] Mr. Holland’s Opus
La educación como una obra de arte
Silvina Luzzi 
[Descargar PDF]
[pp. 68-75] Cautivos de amor / L´assedio
La diversidad y la música: nuevas variaciones para Mr. Kinsky y Shandurai
Silvina Luzzi 
[Descargar PDF]
[pp. 76-77] Nadie es perfecto / Flawless
Un musicoterapeuta Sui Generis
Juan Jorge Michel Fariña 
Silvina Luzzi 
[Descargar PDF]
[pp. 78-87] Maquillaje / Alas de tango
De mujeres y tangos
Nadia Brailovsky  
[Descargar PDF]
[pp. 88-90] Tres miniaturas para piano
Cuatro minutos
Carlos Faig 
[Descargar PDF]
[pp. 91-93] Tres miniaturas para piano
Sinfonía de primavera
Carlos Faig 
[Descargar PDF]
[pp. 94-95] Tres miniaturas para piano
La elección del piano
Carlos Gutiérrez 
[Descargar PDF]
Articulaciones entre ética y música
Prólogo a la segunda edición (fragmento y video) Agosto 2010
Slavoj Zizek 
[Descargar PDF]
   

aesthethika // Revista internacional de estudio e investigación interdisciplinaria sobre subjetividad, política y arte

Diseño:www.navetrece.com